Português English Español
Iluminada Ordem do Amor.org, Núcleo de Evolução do Ser

Welcome to Iluminada Ordem do Amor.org

Núcleo de Evolução do Ser

Iluminada Orden del Amor.org

Núcleo de Evolución del Ser

La Iluminada orden del amor.org es una escuela de auto-desarrollo que opera a través del trabajo espiritual utilizando la Ayahuasca y tiene el objetivo de proporcionar una oportunidad de crecimiento para aquellos dignos de realizarlo dentro de sí.

La Orden posibilita al individuo, con los requisitos necesarios, alcanzar el más alto grado de evolución personal posible al hombre a través de su propio Trabajo y manifestar esa madurez en éxito y felicidad en su vida personal.

La situación legal de la Ayahuasca en Brasil

 

El Brasil legalizó la posesión y el uso de la bebida Ayahuasca en 1992 después de haber declarado ilegales sus plantas constituyentes en 1985. En la década de los '80 la Unión del Vegetal llevó a los tribunales un proceso legal contra la nueva ley y el gobierno envió al CONFEN (órgano competente en la época) para investigar la situación del uso religioso y han descubierto que los miembros de las iglesias usuarias de Ayahuasca estaban de hecho más saludables y más productivas en sus comunidades que el promedio de la población.

El CONFEN sugirió la remoción de la Ayahuasca de la lista de drogas ilícitas y en 1992 el gobierno brasileño formalmente excluyó el B. Caapi y la P. Viridis y la bebida Ayahuasca de la lista de drogas ilícitas. CONFEN concluyó en 1987 “El uso religioso conducido con la bebida sacramental llamada Ayahuasca no trae daño para la vida social, más allá de contribuir para su mejor integración, siendo ejemplares los beneficios demostrados por los miembros usuarios de esos grupos religiosos”

El 08/11/2004 el diario oficial de la unión, publica la creación oficial del Grupo Multidisciplinario de Trabajo que pretende estudiar las formas de uso y reglamentar el uso religioso de la Ayahuasca, bien como estudiar sus efectos:

RESOLUCIÓN Nº 4 – CONAD, DEL 4 DE NOVIEMBRE DE 2004

Dispone sobre el uso religioso y sobre la investigación de la Ayahuasca EL PRESIDENTE DEL CONSEJO NACIONAL ANTIDROGAS – CONAD, en el uso de sus atribuciones legales, observando, especialmente, lo que provee el art. 6º del Regimiento Interno del CONAD; y

CONSIDERANDO que el pleno del CONAD aprobó, en reunión realizada el día 17 de agosto de 2004, el parecer de la Cámara de Asesoramiento Técnico-Científico que, por su turno, reconoce la legitimidad, jurídicamente, del uso religioso de la Ayahuasca, y que el proceso de legitimación se inició, hace más de dieciocho años, con la suspensión provisoria de las especies vegetales que la componen, de las listas de la División de Medicamentos – DIMED, por Resolución del Consejo Federal de Estupefacientes – CONFEN, nº 06, del 04 de febrero de 1986, suspensión esa que se convirtió definitiva, con base legal en pareceres de 1987 y 1992, indicados en acta del CONFEN, publicada en el D.O. Del 24 de agosto de 1992, siendo los subsecuentes considerandos basados en la ya referida decisión del CONAD;

CONSIDERANDO que la decisión adecuada, de la Administración Pública, sobre el uso religioso de la Ayahuasca, fue proferida con base en un análisis multidisciplinario;

CONSIDERANDO la importancia de garantizar el derecho constitucional al ejercicio de culto y a la decisión individual, en el uso religioso de la Ayahuasca, desde que tal decisión deba ser debidamente basada en la más amplia gama de informaciones, prestadas por profesionales de las diversas áreas del conocimiento humano, por los órganos públicos y por la experiencia común, recogida en los diversos segmentos de la sociedad civil;

CONSIDERANDO que la participación en el uso religioso de la Ayahuasca, de niños y mujeres embarazadas, debe permanecer como objeto de recomendación a los padres, en el adecuado ejercicio del poder familiar (art. 1634 del Código Civil), y las embarazadas, de que serán siempre responsables por la medida de tal participación, atendiendo permanentemente, a la preservación del desarrollo y de la estructuración de la personalidad del menor y del nascituro;

CONSIDERANDO que cualquier práctica religiosa adoptada por la familia comprende los deberes y derechos de los padres “de orientar al niño con relación al ejercicio de sus derechos de manera acorde con la evolución de su capacidad”, ahí incluida la libertad de profesar la propia religión y las propias creencias, observadas a las limitaciones legales dictadas por los intereses públicos generales (cf. Convención Sobre los Derechos del Niño, ratificada por el Brasil, promulgada por el Decreto nº 99.710, de 21/11/1990, art. 14);

CONSIDERANDO la conveniencia de la implementación de estudio e investigación sobre el uso terapéutico de la Ayahuasca, en carácter experimental;

CONSIDERANDO que el control administrativo y social del uso religioso de la Ayahuasca solamente podrá estructurarse, adecuadamente, con el concurso del saber detenido por los grupos de usuarios;

RESUELVE:

Art. 1º Queda instituido el GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO para levantamiento y acompañamiento del uso religioso de la Ayahuasca, bien como para la investigación de su utilización terapéutica, en carácter experimental.

Art. 2º El GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO será compuesto por seis miembros, indicados por el CONAD, de las áreas que atiendan, entre otros, a los siguientes aspectos: antropológico, farmacológico / bioquímico, social, psicológico, psiquiátrico y jurídico. Más allá de eso, el grupo será integrado por otros seis miembros, invitados por el CONAD, representantes de los grupos religiosos, usuarios de la Ayahuasca.

Art. 3º El GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO escogerá su presidente y vicepresidente y deberá, como primera tarea, promover el registro nacional de todas las instituciones que, en sus prácticas religiosas, adoptan el uso de la Ayahuasca, debiendo esas instituciones mantener registro permanente de menores integrantes de la comunidad religiosa, con la indicación de sus respectivos responsables legales, entre otros datos indicados por el GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO.

Art. 4º El GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO estructurará su plan de acción y lo someterá al CONAD, en hasta 180 días, con vistas a la implementación de las metas referidas en la presente resolución, teniendo como objetivo final, la elaboración de un documento que traduzca la ideología del uso de la Ayahuasca como forma de prevenir su uso inadecuado.

Art. 5º El CONAD, por sus servicios administrativos, deberá consolidar, en separata, todas las decisiones del CONFEN y del CONAD La Resolución nº 05 – CONAD, del 10 de noviembre de 2004, tuvo por objeto contribuir para la plena implementación de lo que fue discutido y aprobado “sobre el uso religioso de la Ayahuasca”, y para tal fue constituido el GMT que, así, tendrá por premisas las cuestiones decididas por el CONAD, para laborar, con amplia libertad, en “estudio de lo que es preciso hacer”, o sea, en la formulación del documento que “traduzca la deontología del uso de la Ayahuasca”.

El GRUPO MULTIDISCIPLINARIO DE TRABAJO – GMT fue creado y el informe final (documento de deontología) que fue producido y aprobado por el mismo el 23/11/06 es hoy el documento que regula el uso de la Ayahuasca y puede ser visto de forma íntegra aquí.

Siguen algunos asuntos constantes de ese documento de extrema importancia para cualquier entidad Ayahuasquera responsable así como a sus miembros. Todos los subrayados son nuestros;

“IV – TEMAS DISCUTIDOS

IV.I - USO RELIGIOSO DE LA AYAHUASCA

22. A lo largo de décadas el uso ritualísta de la Ayahuasca – bebida extraída de la decocción de la liana Baptisterios caapi (jagube, mariri etc.) y de la hoja Psychotria viridis (chacrona, rainha, etc.) - viene siendo reconocido por la sociedad brasilera como práctica religiosa legítima, de suerte que son más de que actuales las conclusiones de informes y pareceres resultados de estudios multidisciplinarios determinados por el antiguo CONFEN, desde 1985, que constataban que “hace muchas décadas el uso de la Ayahuasca viene siendo hecho, sin que tenga redundado en cualquier perjuicio social conocido”.

23. La correcta identificación de lo que es uso religioso, según los conceptos y prácticas dictadas, a partir de las propias entidades que hacen uso de la Ayahuasca, permitirá asegurar la protección de la libertad de credo prevista en la Constitución Federal. Considerando la ocurrencia de registros de uso no religioso de la Ayahuasca, su identificación posibilitará prevenir prácticas que no se amoldan a la protección constitucional.

24. Se trata, pues, de ratificar la legitimidad del uso religioso de la Ayahuasca como rica y ancestral manifestación cultural que, exactamente por la relevancia de su valor histórico, antropológico y social, es digna de la protección del Estado, en los términos del art. 2o, “caput”, de la Ley 11.343/06 y del art. 215, §1º, de la CF. Se deben evitar prácticas que puedan poner en riesgo la legitimidad del uso religioso tradicionalmente reconocido y protegido por el Estado brasilero, incluyéndose ahí el uso de la Ayahuasca asociado a substancias psicoactivas ilícitas o fuera del ambiente ritualista

IV.II - COMERCIALIZACIÓN

25. El GMT reconoce el carácter religioso de todos los actos que envuelven la Ayahuasca, desde la colecta de las plantas y su preparo, hasta su almacenamiento y ministración, de modo que su practicante de todo participa con la convicción de que practica acto de fe y no de comercio. De ahí transcurre que el plantío, el preparo y la ministración con el fin de obtener lucro es incompatible con el uso religioso que las entidades reconocen como legítimo y responsable.

26. Quien vende Ayahuasca no practica acto de fe, sino de comercio, lo que contradice y habilita la legitimidad del uso tradicional consagrado por las entidades religiosas.

27. La prohibición de la comercialización de la Ayahuasca no se confunde con su costeo, con pago de los gastos que envuelven la colecta de las plantas, su transporte y el preparo. Tales costos de manutención, conforme sea su modo de organización estatutaria, son soportados por la comunidad usuaria. Y es evidente, también, que la producción de la Ayahuasca tiene un costo que puede variar de acuerdo con la región que la produce, la cantidad de adeptos, la mayor o menor facilidad con que se adquiere la materia prima (cipo y hoja), si se trata de plantío de la propia entidad o si las plantas son obtenidas en la floresta nativa, y tantas otras variables.

28. Históricamente, pero, de acuerdo con la experiencia de las entidades religiosas llamadas a componer el Grupo Multidisciplinario de Trabajo, ese costo es dividido en el seno de la institución por medio de las contribuciones de los miembros de cada entidad. Los socios responden por los gastos de manutención de la organización religiosa, en las cuales están incluidos los gastos con la producción de la Ayahuasca, con la prestación de cuentas regulares.

29. El uso religioso responsable en la producción de la Ayahuasca es delineado a partir de la constatación de las prácticas de las entidades: a) cultivar las plantas y preparar la Ayahuasca, en principio, para su propio consumo; b) buscar la sostenibilidad en la producción de las especies; y, c) cuando no posea cultivo propio y ninguna forma de obtención de la materia prima en la floresta nativa – sin prejuicio de buscar autosuficiencia en un plazo razonable – nada impide obtener la infusión mediante el costeo de las despensas tan solamente, evitándose que personas, grupos o entidades se dediquen, con exclusividad o mayoritariamente, al abastecimiento a terceros.

IV.III – SUSTENTABILIDAD DE LA PRODUCCIÓN DE LA AYAHUASCA

30. La cultura de uso religioso de la Ayahuasca, por tratarse de fe basada en bebida extraída de plantas nativas de la Floresta Amazónica, presupone responsabilidad ambiental en la extracción de las especies. Las entidades religiosas deben buscar la autosostenibilidad en la producción de la bebida, cultivando su propio plantío.

IV.IV - TURISMO

31. Turismo, como actividad comercial, debe ser evitado por las entidades, que por constituirse en instituciones religiosas, no se deben orientar por la obtención de lucro, principalmente proveniente de la exploración de los efectos de la bebida.

32. La Constitución Federal garantiza el libre ejercicio de los cultos religiosos, que tienen como consecuencia el derecho a la propagación de la fe a través del intercambio legítimo de sus miembros. En este sentido todos tienen derecho de profesar su fe libremente y de promover eventos dentro de los límites legales establecidos. Lo que se quiere evitar es que una práctica religiosa responsable, seria, legítimamente reconocida por el Estado, venga a transformarse, por fuerza del uso descomprometido con sus principios éticos, en mercantilismo de sustancia psicoactiva, enriqueciendo personas o grupos, que encuentran en el argumento de la fe apenas el escudo para prácticas inadecuadas.

IV.V – DIFUSIÓN DE LAS INFORMACIONES

33. La publicidad de la Ayahuasca también ha sido motivo de distorsiones y abusas, notoriamente en la Internet. Se observa, principalmente en este medio de comunicación, el ofrecimiento de toda especie de cursos y talleres remuneradas, cuyo elemento central es el uso de la Ayahuasca asociado a promesas de experiencias transformadoras no comprometidas con el ritual religioso.

34. A partir de las experiencias de las entidades y de sus prácticas rituales, se verifica que el uso ritual responsable es incompatible con la publicidad y la oferta de promesas de curas milagrosas, de transformaciones personales arrebatadoras y con la inducción de las personas a que crean que la Ayahuasca es el remedio para todos los males. Es consenso en el GMT que quien hace uso religioso responsable no divulga informaciones que puedan inducir a las personas a tener una imagen fantasiosa de la Ayahuasca y trata del tema con discreción, sin hacer alardes sobre los efectos de la sustancia.

IV.VI – USO TERAPÉUTICO

35. Para fines de este informe “terapia” es comprendida como actividad o proceso destinado a cura, manutención o desarrollo de la salud, que tome en cuenta principios éticos científicos.

36. Tradicionalmente, algunas líneas poseen trabajos de cura en que se hace uso de la Ayahuasca, insertados dentro del contexto de la fe. El uso terapéutico que tradicionalmente se atribuye a la Ayahuasca dentro de los rituales religiosos no es terapia en el sentido encima definido, se constituye en acto de fe y, así siendo, al Estado no le cabe intervenir en la conducta de personas, grupos o entidades que hacen ese uso de la bebida, en contexto estrictamente religioso. En otra condición se encuentran aquellos que hacen uso de la bebida fuera del contexto religioso. Esto nada tiene que ver con el uso religioso, y tal práctica no está reconocida como legítima por el CONAD, que se limitó a autorizar el uso de la substancia en rituales religiosos.

37. La utilización terapéutica de la Ayahuasca en actividad privativa de profesión reglamentada por ley dependerá de la habilitación profesional y respaldo en investigaciones científicas, pues de otra forma habría ejercicio ilegal de profesión o práctica profesional temeraria.

38. Cualquier práctica que implique utilización de la Ayahuasca con fines estrictamente terapéuticos, o sea de la sustancia exclusivamente, o sea de su asociación con otras substancias o prácticas terapéuticas, debe ser prohibida, hasta que se compruebe su eficiencia por medio de investigaciones científicas realizadas por centros de investigación vinculados a instituciones académicas, obedeciendo a las metodologías científicas. De ese modo, el reconocimiento de la legitimidad del uso terapéutico de la Ayahuasca solamente se dará después de la conclusión de investigaciones que la comprueben.

39. Con fundamento en los relatos de los representantes de las entidades usuarias, se verificó que las curas y soluciones de problemas personales deben ser comprendidas en el mismo contexto religioso de las demás religiones: en cuanto a actos de fe, sin relación necesaria de causa y efecto entre el uso de la Ayahuasca y cura o soluciones de problemas

IV.VI – ORGANIZACIÓN DE LAS ENTIDADES

40. El crecimiento del uso de la Ayahuasca y la facilidad con que se puede comprar la bebida de personas que la producen sin compromiso con la fe han llevado al surgimiento de nuevas entidades, que no poseen experiencia en lidiar con la bebida y sus efectos, así como hacen mal uso de la Ayahuasca, asociándola a prácticas que nada tienen que ver con religión. El uso ritual caracterizado por la busca de una identidad religiosa se diferencia del uso meramente recreativo.

41. El uso religioso responsable de la Ayahuasca presupone la presencia de personas experimentadas que sepan lidiar con los diversos aspectos que envuelven esa práctica, a saber: capacidad de identificar las especies vegetales y de preparar la bebida, reconocer el momento adecuado de servirla, discernir las personas a quienes no se recomienda su uso, además de todos los aspectos ligados al uso ritualista, conforme su orientación espiritual.

42. Además que se reconozca el acto de fe solitario y aislado, usualmente la práctica religiosa se desenvuelve colectivamente. Es recomendable que los grupos se constituyan en organizaciones formales, con personalidad jurídica, consolidando la idea de responsabilidad, identidad y proyección social, que posibilite a los usuarios la práctica religiosa en ambiente de confianza.

IV.VII – PROCEDIMIENTOS DE RECEPCIÓN DE NUEVOS ADEPTOS

43. Además de los principios inherentes a cada una de las líneas doctrinarias en la recepción de nuevos miembros, es razonable y prudente que al administrarse la Ayahuasca sea tomado en cuenta el relato de alteraciones mentales anteriores, el estado emocional en el momento de uso y que ellos no estén bajo efectos de alcohol u otras substancias psicoactivas.

44. Antes de ingerir por la primera vez, el interesado debe ser informado acerca de todas las condiciones que se exigen para el uso de la Ayahuasca, conforme la orientación de cada entidad. Una entrevista previa, oral o escrita, debe ser realizada en el sentido de averiguar las condiciones del interesado y a él deben ser dados los esclarecimientos necesarios acerca de los efectos naturales de la bebida.

45. Es recomendable que cada entidad acompañe a los participantes hasta la finalización de sus rituales, exceptuada la salida previamente solicitada en casos excepcionales y con la anuencia del responsable.

IV.VIII – USO DE LA AYAHUASCA POR MENORES Y EMBARAZADAS

46. Teniendo en vista la inexistencia de suficientes evidencias científicas y tomando en cuenta la utilización secular de la Ayahuasca, que no demostró efectos dañinos a la salud, y los términos de la Resolución nº 05/04, del CONAD, el uso de la Ayahuasca por menores de 18 (dieciocho) años debe permanecer como objeto de deliberación de los padres o responsables, en el adecuado ejercicio del poder familiar (art. 1634 del CC); y en cuanto a las embarazadas, cabe a ellas la responsabilidad por la medida de tal participación, atendiendo, permanentemente, a preservación del desarrollo y de la estructuración de la personalidad del menos y del nascituro.”

Por fin el Diario Oficial de la Unión publica el 26 de Enero de 2010 – en la página 58 el presente informe dando finalmente el sello gubernamental y autorizando el uso dentro de las condiciones antes citadas que en la práctica ya estaba en vigor desde 2006.

 

© Iluminadaordemdoamor.org 2010 - All rights reserved.